viernes, 29 de noviembre de 2013

ESTE BLOG ESTARÍA LLEGANDO A SU FIN

Estoy con ganas de dejar de escribir tantas giladas cada cierto intervalo de tiempo. Desde que comencé la carrera de derecho, ando con ganas de especializarme más a fondo y dejar la todología de lado. Nunca digas nunca, pero creo que ya el esquema de "Desocupado Mental" se agotó antes de empezar. 

La verdad es que ando con ganas de escribir de un modo más "riguroso", por decirlo de alguna manera.

El recorrido me sirvió para practicar la escritura, para tener algún acierto aislado y muchos desaciertos juntos. En fin...

Adiós, ¡¡nos veremos en otra vida!! ¡¡Sean felices!!

sábado, 7 de septiembre de 2013

LA "DIVERSIÓN OBLIGATORIA" SEGÚN DAVID FOSTER WALLACE

“Tengo treinta y tres años y la impresión de que ha pasado mucho tiempo y que cada vez pasa más deprisa. Cada día tengo que llevar a cabo más elecciones acerca de qué es bueno, importante o divertido, y luego tengo que vivir con la pérdida de todas las demás opciones que esas elecciones descartan. Y empiezo a entender cómo, a medida que el tiempo se acelera, mis opciones disminuyen y las descartadas se multiplican exponencialmente hasta que llego a un punto en la enorme complejidad de ramificaciones de la vida en que me veo finalmente encerrado y atrapado en un camino y el tiempo me empuja a toda velocidad por fases de pasividad, atrofia y decadencia hasta que me hundo por tercera vez, sin que la lucha haya servido de nada,  ahogado por el tiempo. Es terrorífico.  Pero como son mis propias elecciones las que me encierran, me parece inevitable: si quiero ser adulto, tengo que elegir, lamentar los descartes e intentar vivir con ello.


No sucede así en el lujoso e impecable ‘Nadir’. En un Crucero de Lujo 7NC, pago por el privilegio de cederles a profesionales cualificados la responsabilidad no solamente de mi experiencia sino de mi interpretación de esa experiencia: es decir, de mi placer. Mi placer es gestionado de forma eficaz durante siete noches y seis días y medio… Tal como me prometieron en la publicidad de la línea de cruceros. No, tal como alguien ya llevó a cabo en los anuncios, con sus imperativos de segunda persona, que los convierte no ya en promesas sino e predicciones”. (DAVID FOSTER WALLACE,  Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer, reseña de su experiencia a bordo de un crucero de lujo en 1996).

Para seguir leyendo:

American Splendor y el nihilismo

sábado, 31 de agosto de 2013

LA IRONÍA NO SIEMPRE ES LIBERADORA

Estuve leyendo Conversaciones con David Foster Wallace, donde el escritor estadounidense dice algunas cosas piolas sobre cierta capacidad tiránica, incluso corrosiva, del uso de la ironía en nuestra moderna sociedad de consumo.

Casi desde antes de nacer, hemos sido bombardeados por mensajes plagados de giros sarcásticos, conductas cínicas e ironías disfrazadas de autenticidad. Nos criamos viendo programas muy buenos, como Los Simpsons, Padre de Familia o South Park; aunque alguna vez, la atracción adolescente por el sarcasmo nos pudo hacer pensar que personajes como Pettinato o Lanata eran tipos piolas.

Sin embargo, para Wallace, la ironía estadounidense se basa en no tomarse los sentimientos demasiado en serio, lo cual puede ser corrosivo más que liberador. En cierto modo, el uso de la ironía refiere a la sugerencia de que "no estoy diciendo en serio lo que estoy diciendo".

La ironía actual usualmente esconde "el terror de parecer sentimental o melodramático o manipulativo de una forma anticuada. (...) Mientras se finge que la ironía en sí misma no es manipulativa, se utiliza rigurosamente para vender productos".

En fin, los dejo con dos citas que me dejaron pensando:


"El sarcasmo, la parodia, el absurdo y la ironía son formas geniales de quitarle la máscara a las cosas para mostrar la realidad desagradable que hay tras ellas. El problema es que una vez desacreditadas las reglas del arte, y una vez que las realidades desagradables que la ironía diagnostica son reveladas y diagnosticada, ¿qué hacemos entonces? La ironía es útil para desacreditar ilusiones, pero la mayoría de las ilusiones desacreditadas en los Estados Unidos ya se han hecho y rehecho. Una vez que todo el mundo sabe que la igualdad de oportunidades es una bobada, ¿qué hacemos ahora? [...] Aparentemente todo lo que queremos hacer es seguir ridiculizando las cosas. La ironía posmoderna y el cinismo se han convertido en un fin en sí mismas, en una medida de la sofisticación en boga y el desparpajo literario. Pocos artistas se atreven a hablar de lo que falla en los modos de dirigirse hacia la redención, porque les parecerán sentimentales e ingenuos a todos esos ironistas hastiados. La ironía ha pasado de liberar a esclavizar. Hay un gran ensayo en algún sitio que contiene una línea acerca de que la ironía es la canción del prisionero que llegó a amar su jaula" (David Foster Wallace)

La otra es del Corvino:

Radiohead me salvó de Pergolini. Una vez lo escuché reírse de “No Surprises”. No recuerdo por qué, lo consideraba un bajón o algo así, seguro que prefería Limp Bizkit. Y ahí pensé: “Este tipo es un idiota”. Evaluación que fue comprobada a través de los años. Hoy pienso que Pergolini le hizo mucho más daño a la cultura que Tinelli. Soy de los que creen que alguien con un micrófono y una gran audiencia tiene cierta responsabilidad. Pergolini les vendió mierda a sus fans haciéndola pasar por un producto inteligente y elaborado. Detrás del envoltorio cool se escondían la misoginia, la homofobia (pregúntenle a Leo García), la anti política, el clasismo y la música mala. ¿Existe algo más ridículo que hacer compilados de funk y reggae? ¿Cuál era el gran avance de Cuatro Cabezas? ¿Mover rápido la cámara? ¿Ponerse anteojos de sol? “Ruocanpop, exclusivo ruocanpop”. Qué pedazo de tilingo, por dios. Por si fuera poco, llenó el espectro mediático de discípulos, conductores cancheros que no saben nada pero se ríen de todo, mientras ejercen un cinismo propio del colegio Secundario. Tinelli, en cambio, no engañó a nadie, jamás pretendió aparentar más de lo que era. Era una mierda en 1990. Es una mierda ahora. Y dentro de 20 años también.

domingo, 25 de agosto de 2013

ENTREVISTA A MARTIN BECERRA

Acá, una muy buena entrevista a Martín Becerra, acerca de la ley de medios. Lo que sugiere Becerra, aunque suene obvio, es que la democratización de la palabra es un concepto lo suficientemente amplio e importante como para reducir la cuestión a una pelea con el Grupo Clarín.

sábado, 24 de agosto de 2013

UNA HISTORIA CHINA


Érase una vez un pintor que llegó a viejo, luego de dedicar toda su vida a un único cuadro. Una vez que lo hubo terminado, invitó a los amigos que todavía le quedaban para mostrarles su obra: en ella se veía un parque, y entre los prados un estrecho camino que conducía  a una casa situada en lo alto de la montaña.

Cuando los amigos, listos para dar su opinión, se giraron hacia el pintor, éste ya no estaba junto a ellos. Miraron de nuevo hacia el cuadro: estaba ahí, recorriendo la suave pendiente del camino; abrió la puerta de la casa, se paró un momento, se volvió, sonrió, les dio nuevamente la espalda y cuidadosamente cerró tras de sí la puerta dibujada.

FIN


Aquí, otro post "chino".

Y si quieren "música china" hecha en Bernal, acá tienen un tema de un gomía de la infancia.

miércoles, 21 de agosto de 2013

¿ME QUERÉS DECIR PARA QUÉ CANEJO DEBO LEEER FILOSOFÍA? EXCURSUS

El filólogo y helenista alemán Hermann Diels confesó cierta vez: “Ich schätze mich glücklich, dass es mir vergönnt war, den besten Teil meiner Kraft den Vorsokratikern widmen zu können”. Que traducido al castellano sería “me considero afortunado/dichoso de que me hayan dado el poder de dedicar la mejor parte de mis fuerzas a los presocráticos”. Semejante declaración, en una sociedad donde para muchos ser gordo es un crimen y ser un burro algo simpático, no deja de parecernos un poco extravagante. ¿Se puede ser dichoso leyendo filosofía? ¡Pero claro que se puede!


A mí me parece que cuando dejamos de vivir en estado de incertidumbre y nos acostumbramos a la seguridad de la pelotudez cotidiana, se nos va muriendo una parte del ser. Nunca está de más luchar contra la cultura del zapping:


“Estoy con vos, pero en cuanto me aburro, le mando un mensajito de texto a otro. No podemos estar juntos sin hablarnos, no podemos confrontar nuestro aburrimiento. La posibilidad de aburrirnos es intolerable, ya que todos vivimos en una pantalla de televisión y ahí el tiempo es tirano. ¡Que no nos manden a la tanda!”. (Fabián Casas dixit)


Hay gente que necesita rodearse de aparatos encendidos, porque el interior de su ser está desenchufado. Para mí, una persona culta es la que menos dinero y parafernalia externa necesita para no aburrirse. A menor cultura, más derroche, más pirotecnia, más ritos, porque se requieren más recursos para amoblar un ser que está semi-vacío.

¿No les molesta cuando le están contando algo trascendente a un interlocutor que nos presta atención a medias, porque se distrae cada tanto mandando mensajitos de texto?


Pues justamente, una de las cosas que la lectura te puede dar es experiencia. La lectura es de las pocas cosas que te permiten “escuchar con los ojos a los muertos”, a los autores que ya no están pero que nos han legado sus vivencias. La educación no existe para hacernos creer que el mundo es inmutable o que estamos predestinados, sino para que conozcamos las experiencias y los aportes de quienes nos han precedido.


A mí la verdad es que me pudre el intercambio con personas que “no dejan huella”, que son “personas trámite”, como la coca cola: bebida destinada al olvido, al presente puro, que apenas calma la sed. Me gustaría conocer gente que se parezca un poco al vino, que deja huella, que es capaz de producir un trastorno. No sé si me estoy explicando bien, pero tal vez es tarde y ya tenga demasiado sueño.


Si puedo, el fin de semana me gustaría terminar de escribir lo que tengo ganas de escribir sobre qué cuernos es la filosofía.


¡Sean felices!

PD: los dejo en compañía de Fernando Pessoa:

"La lentitud de nuestra vida es tal que no nos consideramos viejos a los cuarenta años. La velocidad de los vehículos nos ha quitado la velocidad de nuestras almas. Vivimos muy lentamente, y ésa es la razón por la que nos aburrimos tan fácil. La vida se ha tornado un campo para nosotros. No trabajamos lo suficiente y fingimos que trabajamos demasiado. Nos movemos muy rápido desde un punto en donde nada se hace hasta otro donde no hay nada que hacer, y llamamos a esto la prisa febril de la vida moderna. No se trata de la fiebre de la prisa, sino de la prisa por la fiebre. La vida moderna es un ocio agitado, un apartarse agitado del movimiento ordenado".

sábado, 17 de agosto de 2013

ENTREVISTA IMAGINARIA A SERGIO MASSA



¿Mostaza o mayonesa? “Mostaneza”. ¿Mayonesa o ketchup? “Me re cabe la salsa golf” ¿Capriles o Maduro? “Mmm, mandriles. Son bichitos simpáticos los mandriles, ¿no?”.¿Rock o tango? “Escucho de todo un poco, soy variado en lo musical. El bolero también me gusta, y mi sobrino, que es fanático del heavy metal, me lo trata de inculcar, aunque todavía no me convence del todo”. ¿Cuál es su estrategia de juego en el TEG? “Pongo algunas fichitas en cada continente” ¿Lanata o Fantino? “Los dos, cada uno es bueno en lo suyo”. ¿Cuál es su modelo de país? “La gente no quiere que le digan cómo hacer las cosas, sino paz, consenso, trabajo, que le resuelvan los problemas, que hagan algo con la inseguridad”. ¿Pero cómo piensa hacerlo Sergio? “Mirá, trabajamos con mucho empeño y dedicación para hacer un mejor país”. ¿Pero cuál es su política económica? "Mirá, estamos trabajando todos juntos para lograr mejorar el empleo y la inversión". ¿Le gustaría que el FMI nos dicte la política económica? “Mirá, yo escucho a todos. En este país es necesario más diálogo y menos intolerancia. ¿Le gusta el fútbol? “Sí, aunque no me cabe el fanatismo ni la violencia. Tenemos que lograr que la familia vuelva a los estadios. La idea es plantar una semillita en terreno fértil para que pueda germinar, así los argentinos podemos mirar las flores cuando crezcan".

martes, 30 de julio de 2013

NO PUEDO PARAR DE ESCUCHAR A NEIL YOUNG

Una y otra vez debo escuchar Driftin' Back, de una de las últimas producciones de Neil Young. ¡Qué belleza!

PD: Si quieren escuchar un concierto sin histeria ni demagogia hacia el público, vean a este grupo de viejitos hermosos que se expresan sobre un escenario haciendo lo que les gusta:

sábado, 27 de julio de 2013

ALARGAR LA VIDA Y DESPRECIAR LA VEJEZ

De repente leo a Esther Díaz, una filósofa a la que nunca antes le di mucha pelota:
Uno de los temas que trabajo ahí es el de la relación entre tecnociencia y vejez. Me planteo qué sentido tiene seguir desarrollando tecnología para vivir más años en una sociedad que siente un enorme rechazo por los viejos. Los jóvenes que trabajan en los laboratorios y que convocan al periodismo científico para exponer sus innovaciones no quieren morir... ¡pero tampoco quieren llegar a viejos! ¿Cómo se resuelve esa contradicción? Hay una perversión en alargar la vida y, al mismo tiempo, despreciar a los viejos. Pensemos: ¿adónde puede ir a divertirse una persona mayor? ¿Adónde puede ir sin que le digan "viejo verde" o le critiquen cómo se viste?

La reflexión parece obvia, y en cierto sentido lo es. Se sabe: muchas veces lo que no vemos es, justamente, lo que está delante de nuestras narices.

viernes, 19 de julio de 2013

BERTRAND RUSSELL: AUTIOBIOGRAFÍA

Acabo de comprar la Autobiografía de Bertrand Russell (1872-1970), publicada originalmente en Londres en 1967 (1872-1914), 1968 (1914-1944) y 1969 (1944-1967).

Ya desde el prólogo -que lleva por título "Para qué he vivido"- el lector recibe un cross a la mandíbula:

"Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad. Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación.

He buscado el amor, primero, porque conduce al éxtasis, un éxtasis tan grande, que a menudo hubiera  sacrificado el resto de mi existencia por unas horas de este gozo (...)

El amor y el conocimiento, en la mediada en que ambos eran posibles, me transportaban hacia el cielo. Pero siempre la piedad me hacía volver a la tierra. Resuena en mi corazón el eco de gritos de dolor".


Y ya está, no quiero agregar nada más. Vayan a una librería cercana, pregunten si lo tienen en stock, gasten unos buenos mangos y lean lo que escribió un pensador extraordinario.

domingo, 2 de junio de 2013

FORMAS MEDIÁTICAS DE INSTALAR PELOTUDECES INVENTADAS COMO TEMAS POLÍTICOS TRASCENDENTES

Un domingo Joaquín Morales Solá editorializa en La Nación, afirmando que el gobierno tendría listo un plan para eliminar todos los ornitorrincos del territorio nacional. A la noche, Lanata, luego de hacer su monólogo disfrazado de ornitorrinco, se despide con un primerísimo plano rogándole a los televidentes que hagan algo para parar el exterminio. Y, mientras suena una dramática música de fondo, les dice que no lo hagan por él, sino por los ornitorrincos. Al día siguiente Clarín titula: “Feroz embestida del gobierno contra los ornitorrincos: amenaza de extinción”. El martes Bonelli se pregunta en TN: “¿Van a desapadezed los odnitodincos? ¿Cómo afecta ésto al bodzillo de loz adgentinos?"


Y Laje en C5N dice: “ante la incertidumbre por la escasez de ornitorrincos, la gente va a refugiarse en el dólar blue, que va a volver a cotizar a más diez pesos”. El miércoles Macri saca un DNU prohibiendo la cacería de ornitorrincos en todo el territorio de la CABA. El jueves un notero de Canal 13 intercepta al ministro de Agricultura Ganadería y Pesca a la salida de su domicilio, y le pregunta cuál es el motivo por el cual el gobierno decidió terminar con los ornitorrincos, a lo que el funcionario, tras mirar el logo del micrófono del periodista para ver si no es una joda de CQC, le contesta: “¡Pero si acá no hay ornitorrincos!” El notero se da vuelta hacia la cámara, y dice: “En el gobierno no quieren admitir la existencia del plan de exterminio de ornitorrincos, que ya estaría a punto de ponerse en marcha”. Comienzan a circular cadenas de mails que dicen: “Hoy somos todos ornitorrincos”, y “Si tocan a un ornitorrinco nos tocan a todos”. 

Carrió declara que lo de los ornitorrincos es sólo el principio, y que el gobierno va por todo, incluyendo a los koalas y osos panda. Una ONG con sede en Washington lanza una campaña con la consigna: “Fight against argentinian dictatorship!! Save the ornitorrincs!!” 

El viernes De la Sota saca un DNU prohibiendo la cacería de ornitorrincos en todo el territorio de la provincia de Córdoba. El sábado Clarín y La Nación titulan: “Sugestivo silencio de la Presidenta sobre el escándalo de los ornitorrincos”. 

El domingo Joaquín Morales Solá vuelve a editorializar, diciendo que un funcionario del gobierno -al que no identifica- le confesó que decidieron dar marcha atrás con la matanza de los ornitorrincos, porque se dieron cuenta de que la medida les iba a restar votantes en las próximas elecciones. Y concluye: los ornitorrincos de la Argentina están a salvo gracias al coraje y la determinación del periodismo independiente.

Fuente: El autor es un tal William Scholl, e imagino que usará un seudónimo. Su página en Facebook es la siguiente:

http://www.facebook.com/william.scholl.14

miércoles, 22 de mayo de 2013

GAME OF THRONES: CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO I

Borges, casi en profética referencia a Rogelio Funes Mortis, decía que “la inminencia de una revelación que no se produce es, quizá, el hecho estético”.
 
 
Tal vez uno de los secretos del éxito de Game of Thrones, más allá de la campaña mediática, radique en cierta capacidad de los guionistas para mantener el misterio, la acción y la tensión dramática hasta el final.


Pero más que de la serie, hoy quiero hablar del primer tomo de los cinco ladrillos de papel titulados Canción de Hielo y Fuego,de George R. R. Martin.
Ustedes me conocen, y saben que soy un loco bárbaro, un aventurero, un amante de la adrenalina; por eso es que decidí mandar a pasear a mi Pepe Grillo literario –que es bastante esnob y georgesteineriano-  y me compré los cinco libros de Canción de hielo y fuego. El bolsillo me sangró bastante, dado que me gasté casi 1000 mangos de un saque, como en su momento hiciera el Diegote (?).
No conforme con Elio (Rossi) (1), terminé de mirar hasta el 8vo capítulo de la tercera temporada de la serie, con lo cual, parafraseando al Indio“buenas historias, sabrosas telefotos, ¡a tragar sin culpa!”
Un psicoanalista amigo me dijo:  
-         “Mirá Rodrigo, ¿no te parece que tanta justificación estética puede tener algo que ver con un sentimiento de culpa literaria no suficientemente elaborado? Si te gustan las milanesas con papas fritas, no hay por qué angustiarse. A Adrián Suar le fue bastante bien con esa cosmovisión; en cambio vos escribís un blog que no lee nadie, te hacés el sofisticado y sos un pelagatos. Contáme un poco: ¿cómo era la relación con tu mamá?”
 
-         Vea Doctor, ¿lo puedo tutear? ¡Váyase a la tuta que lo tatió!... Es un chiste, Doctor, no se ofenda. Ocurre que tengo pendientes un montón de libros muy grosos, y este hijo de puta escribió como 5 mil páginas. Entienda que cada libro que uno lee es un libro que deja sin leer. No se puede vivir todas las vidas Doctor. ¡Tengo ansias de infinito, Doctor! Además me pasa que, cuando comienzo a ver un partido de Boca, me suben ganas de sentarme a mirar un capítulo de “Game of Thrones”. A propósito, ¿qué le pasa a Clemente Rodríguez Doctor, tomó nesquick vencido? ¿Y vio lo que es la defensa? ¡Un flan! Disculpe... ¿en qué estábamos?... Ah sí, ¿me preguntaba por mi vieja? Es re macanuda, Doctor. Me llevo re bien. Con la que me llevo mal es con la madre de Clemente Rodríguez, que tiene la pelada de Roberto Carlos pero no para ni el bondi. ¡La vivo puteando Doctor!
Porque muchachos y muchachas, no jodamos: a diferencia de la defensa de boca, la “gran literatura” existe, y está representada por la obra de tipos como Kafka, Proust, Borges… El amigo George no califica ni de cerca en el panteón literario. Y sin embargo, porque la vida está llena de sin embargos: empezar a leer el primero de los cinco tomos no deja de ser un placer.
Habrá quienes crean, esgrimiendo buenas razones, que se necesita más imaginación para escribir como Bukowski que para narrar “El señor de los anillos”. En lo personal me suelen gustar más los escritores capaces de volver extraño lo cotidiano, que aquellos que pueblan sus páginas llenándolas de seres imaginarios y mitológicos. Si bastara con elaborar monstruos y dragones, mi sobrino Mariano escribiría mejor que Dino Buzzati.
La crítica obvia es que tipos como Bukowski tienen tendencia a ser "autobiográficos". Y la respuesta un poco menos obvia se basa en que la literatura suele ser no "autobiográfica", sino "autoreferencial". ¿O acaso el poema de los dones de Borges no hace referencia a su ceguera?
Y además le confieso, Doctor, que nunca leí a Tolkien: a esta altura de mi vida ya no creo que lo haga. Sus personajes buenos son rubios, lindos y eternos; mientras que los malos son negros y feos... Siguiendo con la honestidad, debo decir que de Bukowski leí poco y nada.
 
Pero como opinar es gratis, les ilustro la idea con una cita del escritor uruguayo Gustavo Escanlar, que en cierto sentido se podría calificar de “bukowskiano”, si es que nos gusta poner etiquetas:
“4. Uno llega a este estado de frigidez y congelamiento que llamamos vida cotidiana por miedo. Toda mi vida tuve miedo. Miedo a mis padres, a los maestros, a la policía, a los profesores, a los estudiantes que tiraban piedras, a Narciso Ibáñez Menta. Miedo a que los niños más grandes, los de quinto o los de sexto, me cagaran a patadas. Miedo que los pupilos del colegio me cogieran, como se lo cogieron a Bertolotti en el baño. Miedo a ser maricón, trolo, puto, homosexual, centauro. O a que los demás pensaran que lo era. Miedo a que a la salida de The Wall un milico leyera mis pensamientos y me llevara en cana. Miedo a desaparecer, a que me metieran la picana. Miedo al ridículo, a la exclusión, a la marginación, miedo a que nadie quisiera bailar conmigo en las fiestas de quince, miedo a que no me gustara la música cool, a ser terraja. Miedo a quedarme sin trabajo, miedo a no tener casa, miedo a no tener guita”.
No sé si será autobiográfico, autorreferencial, hiperrealista, surrealista o esdrújulo, pero a mí me parece que está bastante bien.
Pero vayamos al punto:
A juzgar por varios pasajes en los que se alude al chupi o al morfi, es evidente que George R. R. es un “gordo de alma”: “(…) Illyrio esbozó una sonrisa enigmática y arrancó un ala al pato. La miel y la grasa le corrieron por los dedos y le gotearon por la barba cuando mordisqueó al carne tierna”.
Y en la página siguiente: “Se atiborraban de carne de caballo asada con miel y chiles, bebían leche fermentada de yegua y los excelentes vinos de Illyrio hasta embriagarse por completo (…)”.
 
 

Tal vez no sea casualidad que el personaje favorito del autor sea, según confesó alguna vez, Tyrion Lannister: un enano sarcástico, mujeriego y bebedor; y también honesto, sabio y sensible.
 
No creo ser muy original si digo que mis dos personajes preferidos son Tyrion Lannister y Arya Stark: posiblemente  sean los dos más "queribles".
 
Abundan los fragmentos que son mezcla de Tolkien y Maquiavelo, por así decirlo:
"Te lo juro, sentarse en un trono es mil veces más duro que conquistarlo. La ley es un asunto tedioso y contar calderilla aún más. Y los súbditos... siempre hay súbditos, siempre, y todos quieren verme. Me tengo que sentar en esa maldita silla de hierro y escuchar sus quejas hasta que se me queda la mente en blanco y el culo en carne viva. Todos quieren algo, dinero, o tierras, o justicia. Y las mentiras que me cuentan... ni te imaginas. Y las damas y caballeros de mi corte son iguales. Estoy rodeado de imbéciles y aduladores. Es como para volverse loco, Ned. La mitad de ellos no se atreven a decirme la verdad, y la otra mitad no la sabe". (Robert Baratheon, rey; a Ned Stark, el mano del rey)
No tiene sentido comentar mucho más del contenido de una obra que es clara y límpida como el agua mineral. Si tienen ganas de pasar un buen rato, y prefieren no devanarse los cesos leyendo libros difíciles como los de James Joyce, o angustiarse con las composiciones de Fernando Pessoa, se pueden comprar una botella de tinto, una buena picada, y sentarse tranquilos a leer al Gordo Martin.
 
(1) ¡Dejáte de joder! ¿Cómo vas a estar conforme con Elio Rossi? Es como estar de acuerdo con Fernando Niembro. ¡¡Nalocúra!!

martes, 21 de mayo de 2013

lunes, 8 de abril de 2013

ME IMPORTA TRES CARAJOS...


Lo digo redondamente: ME IMPORTA TRES CARAJOS si el joven que realiza un acto solidario lleva remeras del PRO, de la Cámpora, de Estudiantes de la Plata, de Boca Juniors, de la selección argentina de fútbol, del movimiento Evita, de la red solidaria, de “un sol para los chicos”, de Unicef, del Partido Obrero, de la Iglesia Evangelista, de TN, una calavera heavymetálica o la imagen de la virgen de Itatí. En medio del quilombo no me interesa preguntar si las cuantiosas donaciones anónimas o con nombre y apellido fueron hechas por un antikirchnerista, por un peronista, por un radical, por un ateo, por un gallina o por un hincha de Boca. ¡Dejemos de joder con las discusiones intrascendentes! ¿Por qué un militante tiene que sentir vergüenza de su identidad política, religiosa o la que fuere? Si un grupo de jóvenes de una iglesia católica se organizan para distribuir ropa y alimentos, yo no voy a disculpar la responsabilidad de la Iglesia respecto de la existencia de curas pedófilos. Si un grupo de jóvenes de la Cámpora, del Pro o de la organización política que quieran se organiza con sus conocidos para distribuir alimentos, no voy a devanarme los sesos para ver si sus intenciones son electorales, si hacen proselitismo o si quieren salir en la televisión. ¡¡Es una discusión menor!! No me interesa que la solidaridad sea “anónima” ni “apartidaria”. Es más: me parece mejor que sea MULTISECTORIAL. Me interesa poco discutir intenciones, sobre todo porque suelen ser inescrutables. Si el que se organizó lo hizo para levantarse a la mina que reparte colchones, si lo hizo para ganarse el cielo, si lo hizo para limpiar el buen nombre de CFK o de Mauricio Macri, me importa mucho menos que la acción en sí misma. ¡Paremos un poco con el gataflorismo! Si el pibe milita porque milita, si no milita porque es un vago, y así estamos todo el día perdiendo energía en pelotudeces.

Confieso que yo hice poco y nada por los inundados, en comparación con personas cuya identidad política o religiosa seguramente no comparto, e incluso posiblemente esté en las antípodas de la mía.

¡Abrazo de gol!

viernes, 29 de marzo de 2013

LA SELECCIÓN DE MESSI ESTÁ CERCA DEL MUNDIAL

Cuando la prensa resultadista y socia del negocio se hace eco del discurso nefasto de un tipo emblemático como Bilardo, quien dice que ganar no es lo importante sino “lo único”, se  fomenta el olvido del “cómo”. ¿Cuáles son los resultados de semejante olvido? Nada más y nada  menos que la “desculturización” del fútbol argentino: la hinchada deja de mirar el campo de juego y se enamora de sí misma, de las banderas, del "condimento", y sobre todo DEL RESULTADO. ¿Fue casualidad el bidón a Branco durante el mundial de Italia 90? 

Parece una locura, pero… ¡hay gente que alienta de espaldas al partido, mirando a la barrabrava mover los brazos y agitar banderas! 



En síntesis, nos perdemos del hecho lúdico, de  disfrutar a jugadores como éste:



Como dijera Borges, no sin cierta razón: “al hincha argentino no le gusta el fútbol, sino que su equipo gane”.


Para el periodista español Santiago Segurola, “nos hemos acostumbrado a mirar los partidos a través del ojo de los entrenadores, una raza cada vez menos sensible al deseo de los espectadores. Bilardo dijo un día que el partido perfecto es uno que acaba empatado a cero, porque de purita perfección no habría oportunidades frente a las porterías. Generalmente los partidos que satisfacen a los entrenadores no gustan a los espectadores”.


A mi juicio, los triunfos del Barcelona y de la selección española en los últimos años, han sido un soplo de aire fresco en medio de tanto tacticismo resultadista. Como bien ha dicho el mismo Segurola, parece mentira que una cultura católica como la italiana tenga tan poco "sentimiento de culpa" para ganar jugando tan pero tan feo. ¿Y somos muy distintos nosotros los argentinos? Imagino que habrá de todo, aunque creo que en algún momento tuvimos más pudor por el maltrato de la pelota.


En 2006, en cambio, el mundial terminó privilegiando, para delicia de un estúpido mercantilista como Fernando Niembro:


“(…) el ‘gattusismo’ como eje del fútbol. No es culpa de este centrocampista laborioso, inteligente fuera del campo, abnegado y solidario dentro. Gattuso es esencial porque los entrenadores no pueden vivir sin jugadores como él. Mueren por los gattusos. Lo excepcional es el Barsa y su escuela. Lo normal es Italia. Lo normal es la Francia del primer tiempo. Lejos de proponer una vía que coloque a Henry o Zidane en las condiciones favorables para aprovechar sus grandes condiciones, se les obliga a la pobreza”. (Santiago Segura, El triunfo de la nada, El País, 10 de julio de 2006).


Más allá de todas estas disquisiciones preliminares, tengo que decir que después del empate contra Bolivia en La Paz, y del triunfo por tres goles ante Venezuela, la selección de Sabella va tomando forma. Es verdad que Sabella contiene dentro de sí un germen “bilardista” y miedoso, pero sin embargo me cae bien, entre otras cosas porque es alguien lo suficientemente humilde como para modificar sus preconceptos. Hay que reconocer que, en contra de su gusto por los equipos "equilibrados", se animó a poner juntos en más de un partido a Agüero, Messi, Di María, Gago e Higuaín.


Hasta donde recuerdo, la selección mayor jamás perdió un partido formando del medio hacia adelante con el equipo “titular”: Gago, Mascherano, Di María; Messi, Higuaín y Agüero. ¿La defensa? La defensa hace rato que deja dudas, pero con tiempo, confianza y funcionamiento, se va a ir consolidando, aunque probablemente jamás consiga alejar los fantasmas del 0 a 4 contra Alemania de modo definitivo. Y es que el sistema defensivo no se reduce a tener buenos defensores, sino al funcionamiento colectivo. Tengo confianza en que de tantos partidos juntos, y juntándose un buen tiempo antes del mundial, podamos aumentar la cantidad y la calidad de la posesión de pelota, así como también el equilibrio defensivo, más que nada por las bandas.

Suena a frase hecha, pero no puedo menos que acordar con Sabella cuando sugiere que “el primer defensor es el delantero, y el primer atacante es el defensor”.

La única “derrota” con “los cuatro fantásticos” jugando desde el principio fue por penales contra Uruguay, aunque es cierto que éramos locales y a ellos le expulsaron un jugador.


Dos extravagancias: no sirve que el sistema recorte el talento individual, pero tampoco sirve el método de dejar al talento individual libre para que disimule la falta de preparación táctica. Me parece que con Sabella tenemos un técnico, y con Maradona y/o Batista nunca o casi nunca lo tuvimos. El talento individual y contagiar el “amor por la camiseta” no son suficientes para ganarle a los mejores: Alemania, España, Brasil, Italia…

Ojo, no defiendo la ingenuidad: sé que defender bien es indispensable, que en el fútbol actual es preciso correr, y todos los etcéteras que quieran, pero jamás hay olvidar el hecho lúdico ni el componente estético.

LAS DUDAS QUE GENERAN INCERTIDUMBRE

Las que todos sabemos: la formación “en rombo” –con Mascherano, Gago, Messi y Di María-, al perder la pelota, tiende a dejar mano a mano a nuestros laterales, que no son precisamente infalibles. Algo de eso se vio contra Chile de visitante, y contra Perú. Sin embargo, el tiempo de laburo y el conocimiento entre los jugadores, puede hacer que los defectos se disimulen y las virtudes se potencien.

domingo, 24 de febrero de 2013

INTERESANTE CHARLA DONDE ALEJANDRO KAUFMAN REFLEXIONA SOBRE LA VIOLENCIA SIMBÓLICA, LOS DERECHOS HUMANOS, LA DEMOCRACIA Y LOS MEDIOS

¿Hasta qué punto cabe naturalizar el hecho de que Jorge Lanata lleve un cerdito a un estudio de televisión y lo compare con Orlando Barone, en un programa periodístico que pretende estar hablando de política? 

La degradación del otro, el insulto, sólo busca desmoralizarte, llevarte a reaccionar. El mismo Lanata, hace poco, criticó a Kicilloff porque se fue en silencio en lugar de pararse a argumentar contra quienes lo insultaban. ¡Un delirio! Una de las pocas reacciones posibles ante quienes te patotean, es huir del lugar para no echar más leña al fuego. 

Está claro que cuando, luego de invitar a Beatriz Sarlo a 678 para debatir, se le pega durante una semana entera, se está haciendo algo similar. Beatriz Sarlo es una figura respetuosa, que merece una consideración diferente a la que impera en la maquinaria mediática de picar carne.

La "canción de los parecidos" de TVR, ¿está muy lejos del humor contra el débil de un Tinelli o un Miguel del Sel? ¿Qué tan democrática es la práctica de contratar un enano para disfrazarlo y burlarse en Duro de Domar?

Y con esto arribamos al concepto de “violencia simbólica”, un invento conceptual de Pierre Bourdieu. 

Pero, ¿qué es la violencia simbólica, en términos coloquiales? Podría decirse que es un discurso sistemático que por lo general precede a la violencia física. La violencia nunca o casi nunca ocurre “en frío”, sino que viene sustentada por la injuria sistemática. Para ser considerado sujeto de derechos humanos, primero te tienen que considerar un ser humano.

Cuando alguien te compara con un cerdo sepulta la posibilidad de todo tipo de intercambio de ideas. Para no poder discutir con una persona, o para dejar de considerarla sujeto de derechos políticos, lo mejor es reducirla al nivel de una basura. 


Todo esto que digo fue tratado en el transcurso de un diálogo muy interesante entre Barragán y Alejandro Kaufman, que pude escuchar gracias al siguiente post de Oscar Cuervo:

La entrevista se puede descargar aquí:


Les corto y pego algunos fragmentos, pero no la transcribo completa porque es demasiado larga:

Kaufman: "La violencia simbólica es una violencia que no es física pero tiene un correlato y consecuencias eventualmente físicas. Y precede a la violencia física. Siempre que va a haber violencia física viene precedida por la violencia simbólica. Nadie se pelea en frío: mojar la oreja, insultar, etc., y luego se legitima socialmente. En los colectivos sociales la violencia no ocurre de repente. Cuando se trata de situaciones de linchamiento, de discriminación, de racismo y de genocidio antes hay una sistemática situación de violencia simbólica que puede durar mucho tiempo y que se parece mucho a lo que está ocurriendo en estos años. Todavía no se comprende bien ese problema, el peronismo no lo comprendió –por buenas razones, no por malas razones-porque es un movimiento político y no se vive a sí mismo como víctima, sino como resistente, como luchador. Hay un conflicto entre defenderse de la violencia simbólica y hacer política. Si el peronismo no fuera como es, si se hubiese puesto en una posición de víctima –y esto no lo digo peyorativamente porque lo podría haber hecho- te puedo asegurar que la masacre de 1955, de centenares de personas en la Plaza de Mayo, crimen de lesa humanidad indudablemente, sería recordado y conmemorado como el peor atentado de la historia argentina. Y eso no es así: en la propia resistencia peronista se hablaba de bombardeos, como si no hubiera muerto nadie ahí. Esto se justifica en las luchas políticas, tiene una lógica. En las democracias modernas las cosas han cambiado un poco y aparece la problemática de los derechos humanos. Y los derechos humanos están relacionados con combatir la violencia simbólica, porque esta precede a las atrocidades. Carrió, por ejemplo, no está loca, lo que hace es construir un arma letal de tipo verbal que está disponible para cuando sea necesario usarla, que es un arma linchadora. Cuando ella el otro día dijo que es "el fin del fascismo, y lo que ahora viene es Rumania y Roma", está hablando de Ceaucescu y Mussolini, que sabemos cómo murieron: está haciendo un llamamiento al linchamiento de la presidenta.


Esto nos lleva a una de las debilidades que tenemos en este momento, una de las cuales radica en que esto no es una discusión sobre argumentos; esta no es una discusión sobre la verdad y la mentira. ¿Cómo se explica que alguien pueda mentir sistemáticamente y con completa impunidad todos los días? Porque lo que hacen no es representar la realidad, sino insultar. Cuando vos insultás, cuando alguien te compara con un cerdo [como hizo Lanata con Barone], eso implica el ejercicio de una violencia que sepulta la posibilidad de todo diálogo. Si vos querés abrir un diálogo con una persona tenés que interrumpir ese comportamiento, disculparte, arrepentirse, rectificarte, etc.; alguien te grita y te insulta, no está hablando con vos, entonces vos no le podés replicar con argumentos.

Barragán: Ahí hay un nivel de psicopatía, porque el mismo tipo que te dice que sos un ladrón y que sos un chancho, te dice "vos sos un fascista que no querés conversar/debatir conmigo".

Kaufman: Mirá, yo cuando le explico esto a mis alumnos les digo lo siguiente: el insulto es un sustituto de la mancha. Acá estamos los dos sentados. Suponte que ahora cayera un balde lleno de excrementos, de algo maloliente. Vos no pensás de mí que yo soy eso, pero yo no me podría quedar sentado acá, tendría que ir a bañarme. No importa que el insulto sea verdad o mentira, lo que importa es que hace imposible que el insultado pueda permanecer frente al otro. La injuria, el insulto, busca vulnerarte, mancharte, de modo que vos no puedas permanecer sentado en el mismo lugar. El que te insulta lo que busca es debilitarte, desmoralizarte. Clarín, entre otros, lo que hace es insultar, injuriar, todos los días, todo el tiempo. Eso produce un efecto.  Vos fijáte que 678, por momentos, produce un efecto de sublimación. Varios funcionarios públicos que han asistido al programa van allí a hacer catarsis. Es una cosa muy interesante que no se ha debatido. Eso pasó con Kicilloff, pasó con Abal Medina y ayer pasó con Juliana Di Tullio. Van allí a expresar el sufrimiento y la mortificación que padecen con todo eso que ocurre. Esto no tiene un valor políticamente relevante, pero sí desde el punto de vista humano.

Barragán: Esto no es que hay un grupito de inadaptados, está el poder detrás de todo esto.

Kaufman: Pero el poder ha hecho eso en toda la historia: con los esclavos, con las brujas, con los judíos, con los negros, con los colonizados, con los indios. Es lo que pasaba en los campos de concentración de la Esma: primero tenés que hacer que esa persona deje de ser persona, que se convierta en una basura. Lo que hicieron los genocidas es organizarlo sistemáticamente para que funcionara en serie, como una línea de montaje. En la vida común también ocurre,  en otra escala evidentemente muy diferente, pero no es ajena a eso. Busca derrotar al adversario a través de esos métodos, no le da cuartel, no lo puede escuchar, no puede convivir con él.

El problema de fondo de la Argentina es que las clases dominantes no pueden aceptar el piso que estableció el primer peronismo. No es una cuestión de que argumentes nada, porque no lo quieren aceptar, quieren borrarlo, volver a como era antes, quieren volver al año 40. Luego del 17 de octubre cambiaron las cosas. Es una cuestión de distribución de la riqueza y de derechos. ¿Sabés lo que produce tanto odio? La persona que adquirió derechos es otra persona, no la podés tratar como una basura. El obrero argentino no es barato, no es como el chino o el africano, sino es alguien que cree que tiene que ganar mucha plata. Cuando el obrero argentino no tiene ese piso lucha, hace el Cordobazo, resiste... (...)

Las clases dominantes no aceptan eso, no aceptan tener una economía que sea compatible con este piso de derechos. ¿Por qué el peronismo es la única opción? Porque si es derrotado, lo que viene después es borrar todo. Eso está en el aire, de esos hablamos todos (…) 

Barragán: Frente al insulto permanente, ¿entonces por qué después nos parece una perversión el binarismo? ¿Qué otra cosa se puede hacer que no ser binario ni estar de aquí o de allá?

Kaufman: El problema del binarismo es que es ineficaz. Si el que te insulta te lleva a vos a responder del mismo modo, ganó él, porque es lo que quería. El erro es creer que vos le podés argumentar. La política de 678 era oportuna durante un momento, el primer año 2009, relativamente. Pero después empezó a perder eficacia, porque el espectáculo de ver que uno miente y el otro desmiente permanentemente, lo único que confirma es una metodología de la mancha y el insulto, del que la gente al final sólo termina por intentar alejarse. Es como la riña de gallos. ¿Qué querés ver en eso? Que uno quede muerto y otro quede vivo. Sin embargo, eso no es lo que queremos para la vida en común... 

Otro error gravísimo es creer que a Clarín se lo derrota desde la argumentación, creer que la cuestión tiene algo que ver con la verdad o la verosimilitud o la credibilidad. ¡No! Eso está completamente equivocado. Nunca tuvo nada que ver con eso. ¿Escucháme, después de las Malvinas?  Mintieron a todo el mundo todo el tiempo de forma permanente, y no volvieron de ahí. Entonces, ¿de qué credibilidad me están hablando? Clarín no es el poder de la verdad, sino la verdad del poder. Es como cuando en las películas de terror al monstruo le disparás con todo y después hay un montón de humo por los disparos, y cuando se disipa sigue ahí, y luego arrasa con todo.


(…) Hay que discutir los medios. La prioridad de 678 es la televisión basura, no la política. (...) ¡Hay que discutir la televisión! Porque la política actual está subordinada a la misma televisión, con la misma lógica de la dictadura y el menemismo.

(...) 678 tiene que ser un programa diferente a Duro de Domar y TVR, porque estos últimos son programas de entretenimientos, donde la política se mezcla con el entretenimiento. En cambio 678 pertenece a la televisión pública, a la discusión política. (...) Vos no podés ponerlo a Borges haciendo dos chistes y a partir de ahí armar todo un discurso. Para mí, un primer momento de derrota en 678 tiene que ver con la invitación a Beatriz Sarlo. Ella no puede ser tratada como si fuera lo mismo que las otras personas con las que se la suele comparar. Es una persona muy respetable, con la quien generalmente estoy en desacuerdo, pero es racional, respetable y -aunque es antiperonista, tiene sesgos, etc.,- tiene un modo de comportarse distinto. Lo de "Coca Sarlo" es un acto de misoginia, es insultante, es inaceptable. Otro momento fue el evento con Lucas Carrasco. ¡Eso no puede suceder! Lo que quiero decir es que 678 tiene una enorme responsabilidad, y al empresariado que lo conduce no le preocupa esa responsabilidad. (...) Todo lo bueno que tiene el kirchnerismo radica en cuando fue en contra de lo que hay".


En definitiva se trata, y acá estoy hablando yo y no Kaufman, de profundizar la democracia, de democratizar los medios, de profundizar derechos. Se me ocurre el caso de Roberto Gargarella, entre otros. Se trata de una persona que no puede asemejarse a Mariano Grondona o a los mecanismos carroñeros de la editorial Perfil. ¿Se entiende? Nos podemos enojar, podemos chicanear, podemos enfervorizarnos, pero tenemos que ayudar a cambiar la lógica nefasta que predomina en los medios, en la política y en la sociedad civil.

La televisión basura es una usina interminable de violencia simbólica. No se la puede poner a Ayelén Barreiro en la "canción de los parecidos".

Otro punto a discutir es la "televisión rubia", que no refleja la diversidad de etnias que existen en la Argentina. Cuando yo voy a laburar me tomo el 24 o el 100 en Avellaneda, tipo 5 y media de la mañana, para bajarme en capital. El bondi está lleno de obreros, de personas de rasgos indígenas, de peruanos, bolivianos y paraguayos o sus descendientes.

En fin, no sigo porque ya el post es bastante largo y, para muchos, seguramente aburrido.


Chau, ¡sean felices!

jueves, 24 de enero de 2013

TAKEN 2: UN PELICULÓN DE LA MADRE QUE LOS PARIÓ A TODOS

La trama pareciera haber sido escrita por algún miembro del Tea Party: todo empieza con un grupo de albaneses feos, sucios y malos –supongo que pertenecerán a los residuos de la cultura musulmana- que en medio de llantos y juramentos de venganza entierran a sus amigos y familiares mafiosos explotadoras de mujeres.

Recordemos que en Taken 1, Nuestro Héroe -un ex agente de la Cía- se había visto obligado a matar y torturar a medio mundo para rescatar a su nena, que es linda y buena, aunque se hace la que no sabe manejar (?). Y es que en la segunda parte vemos que su purreta se niega a aprobar el examen de manejo, porque dice que está triste. Este capricho pelotudo de la nena cobra sentido (?) luego, cuando tiene que manejar un tutú por las calles de Estambul para salvar su vida. 



De toque hay un mensaje que nos tiene que quedar claro: una cosa es la familia estadounidense típica, WASP, de padres divorciados que se quieren y respetan;  y otra cosa es la familia de albaneses: corporativos, numerosos, vengativos, mafiosos, putañeros, bárbaros y despiadados.



Ojo, somos liberales y sabemos de la importancia de preservar la libertad individual de cada ciudadano. Sin embargo, la civilización occidental debe dejar que la Cía controle y vigile, porque de lo contrario vienen los extranjeros indeseables y terminan por culear y/o prostituir a nuestras mujeres (?).


En la próxima escena lo vemos a Nuestro Héroe limpiando su coche, recién salido del lavadero, para que quede reluciente. Se le acerca un tipo con pinta de chicano, laburante del car wash, y le dice: 

“Dejá titán, que te lo terminamos de lustrar nosotros, que para eso nos pagaste. Estamos orgullosos de trabajar en esta tierra de libertad y oportunidades”.


Nuestro Héroe le responde que “todo bien mexicanito, pero soy medio obsesivo y si a las cosas no las hago yo salen para el orto. No es que no te tenga fe, pero convengamos en que vos inventaste el Chavo y te la  pasás mirando soccer, que es un deporte de pelotudos. No te ofendas...".


No sólo la hija de Nuestro Héroe es divina: la ex mujer está bastante buena también, y es re sensible. Ella lo quiere, lo que pasa es que el ex marido se la re jugó por su trabajo y su país y medio que no se la garchó tan seguido como ella se lo hubiese merecido y bué, se tuvieron que divorciar.


Endemientras el grupo de albaneses hijos de puta torturan a un gomía de Nuestro Héroe para averiguar su paradero, pero el gomía se resiste. El problema es que al gomía le muestran un osito, como diciendo: “si no cantás, muere tu nietita o tu hijita o vayunoasabé qué carajo de ser querido, pero muere seguro buácho, ¡cantá!”.


Nuestro héroe va a Estambul por laburo, un país que es mitad asiático y mitad europeo, mitad bárbaro y mitad civilizado, mitad hijo de puta y mitad re copado. En la escena lo vemos saludando a un grupo de hombres poderosos con pinta de saudíes. ¡Como los amigotes de George Bush! ¿Se acuerdan de Bush? El mismo que bombardeó Afganistán porque prefirió no jorobar a los saudíes, que eran re sospechosos de tener conexiones con los que perpetraron el atentado a las Torres Gemelas, pero como pusieron un montón de guita en empresas petroleras y negociados yanquis estaba todo bien.


En fin, la cosa es que la hija y la mujer le dan una sorpresa y lo visitan en Turquía. Todo risa, tudo bom, tudo legal, hasta que la cosa se pone re espesa: ¡¡lo secuestran a él y a la jermu!! La hija se salva de pedo escondiéndose en un armario, con Mario (?).


Los malos hijos de puta lo encierran en un taller para posteriormente trasladarlo a su territorio, para así poder torturarlo tranca y sin apuro, hasta morir lentamente, con el recuerdo fresco del asesinato de su  familia a manos de sus torturadores.


No puede ser loco, ¡quinjustícia! ¡Ojalá que Rocío Marengo acepte la candidatura del Pro y que esta familia se salve! Pero momentito, ¡parece que "a la final" Nuestro Héroe se logra comunicar con la nena gracias a su micro telefonito de última tecnología fabricado por la Cía! En la conversa telefónica le dice a la nena que tire granadas por diversos territorios de la capital de Turquía -que prudentemente él hizo traer de USA- para poder orientarse y orientarla gracias al estruendo, que se oye de lejos. Finalmente la nena, que por consejo del padre se llevó una maleta llena de armamentos, logra dar con su paradero. 

Digresión: estoy usando mucho el término “paradero”, que es una palabra llena de masa de harina y agua (?)



Anyway: la nena da con el taller donde lo tenían encerrado y le alcanza un arma por una especie de chimenea. Es el principio del final de los hijos de puta secuestradores y explotadores de mujeres indefensas.

¿Por qué los mafiosos fueron derrotados? ¡¡El problema es que subestiman el entrenamiento y la tecnología de Nuestro Héroe!! Son brutos, bárbaros, incapaces de pensar por sí mismos. ¡¡Hay que bombardearlos a todos!!


Y como la película es una garcha no sigo porque no tiene sentido. ¡¡¡Veanlá que está güenísima!!!

viernes, 18 de enero de 2013

ALGUNAS LECTURAS. MARIO LEVRERO Y ROBERTO BOLAÑO SEGÚN PABLO RAMOS. Y ASÍ SE ME VA LA VIDA, ESCRIBIENDO POST INTRASCENDENTES

La gran ventaja que tiene laburar en Tribunales es que las vacaciones de verano duran todo enero; con lo cual aproveché para irme un finde a Gualeguaychú y ponerme al día con la lectura. Les dejo algunas reflexiones y citas medio dispersas:
 

FABIÁN CASAS Y UNA RESPUESTA DE ONETTI
 
Leyendo una entrevista que un tal Alfredo Barnechea le hizo al escritor uruguayo Juan Carlos Onetti, doy con la siguiente respuesta:

“Uno de los descubrimientos más terribles,  el más terrible, que tuve de muchacho, fue de que todas las personas que yo quería se iban a morir algún día. Eso me pareció absurdo, y de esa impresión no me he repuesto todavía. No me repondré nunca”.

Inmediatamente recordé un fragmento de Los veteranos del pánico, de Fabián Casas:

“Tenía un pensamiento recurrente: ‘Un día voy a morir, mis viejos van a morir, mi hermano se va a morir, y nunca, pero nunca más vamos a volver a estar vivos’”.

Soy una persona que siempre trata de combatir cierta tendencia innata a la melancolía, y a pesar de –o precisamente por- eso, me atrae la lectura de muchos escritores medio depresivos. Todos sabemos que la alegría tiene componentes éticos muchas veces más útiles que la melancolía: el triste suele necesitar ayuda, el alegre tiene mayor predisposición a darla. La tristeza es solitaria, la alegría es más social. Y así...

A lo que sí le escapo es a cierta “gravedad metafísica”, que tiene mucho de pedantería disfrazada. Todo este introito viene a cuento porque, boludeando por diversos blogs, leo algo que Ramos puso en su página personal. Aquí tienen el link:

LO QUE PABLO RAMOS DIJO DE MARIO LEVRERO Y SUS EPÍGONOS

“Mario Levrero, y bueno qué decir: de lo peor. Le hubiera convenido seguir con los comics, porque en los globitos entran pocas palabras ¿viste? Me parece un escritor torpe y opaco, pero sobre todo falso. De estos que dicen la palabra “diamante” y yo pienso inmediatamente en un pedazo de plástico marrón. Y si dicen “el amor de una joven hermosa” yo pienso en un viejo con pañales llenando de baba a una adolescente drogada o en coma farmacológico. Qué querés, es “involuntario” como su trilogía. Por suerte hay trilogías voluntarias, pensadas, escritas por un motivo, corregidas hasta morir. No es el caso de Levrero lo sé y claro, la moda más actual es destacar defectos como virtudes, declararlos defectos voluntarios. Yo llamo a eso hipocresía.

Este hombre (habrá sido un muy buen hombre) es un escritor de segunda línea que hoy se pone en la categoría de maestro con una clara intención: bajar un poco el cielo literario al que debemos apuntar los que nos tomamos enserio la escritura. Hacerla más fácil. Ojo que él no tiene la culpa, él es el menos Levrero de los Levreros, al menos no le pidió nada a nadie. Pero….”

Entiendo que el tipo no tiene porqué compartir mis gustos, pero me pareció una respuesta pedante, arbitraria y bastante injusta. Al menos para mí, tanto Roberto Bolaño como Mario Levrero me parecen escritores admirables. A propósito: El origen de la tristeza y La ley de la ferocidad están muy bien.

Por un lado, Ramos vende un discurso de escritor sartreano comprometido y anti mercado, y por el otro se la pasa saludando a “su agente” y a “su editora de Alfaguara” cada vez que tiene la oportunidad. Francamente, no me parece que Alfaguara sea una editorial muy marginal, ni que esté muy en contra del capitalismo salvaje. En fin, pese a ciertas actitudes medio ernestosotanianas, en el sentido de que se toma a sí mismo demasiado en serio, Ramos escribe muy bien.

RAZONES PARA LEER
Me sentí identificado con la respuesta que dio Martín Kohan aquí. En principio dijo algo que, en mayor o menor medida, hemos experimentado casi todos los que dimos clase en un colegio secundario: los consejos a favor de la lectura, sobre todo bajo la forma de sermones, no suelen dar resultado.
 

Convengamos en que es difícil aconsejarle que lea a un pendejo que está en la  secundaria porque: 1) en general tiene ganas de estar en cualquier otro lado antes que permanecer encerrado en el aula escuchando hablar de Borges; 2) hay montones de mensajes masivos que obran en contra sugiriéndole que se tiene que sentir culpable si no es bello, tiene guita y/o es "exitoso"; y la lectura no sirve para ninguna de las tres cosas; 3) le recomienda leer alguien que por lo general no es lindo, no es famoso, no sale  con una modelo y tampoco cobra un gran sueldo.  Ok, estoy exagerando, pero algo de eso hay.


¿Cuál es el método más seguro? Que el profesor tenga auténtica pasión por la literatura, y la sepa transmitir de modo más o menos indirecto, y nunca bajo la forma del sermón pedagógico.


Siguiendo con lo que dice Kohan, diré que a mí también me cuesta entender cómo puede haber gente que viaja horas y horas en micro,  con la mirada perdida en un paisaje anodino, sin leer ni tan siquiera media página. Es cierto que además de la lectura, la música y el sueño hacen llevadero el viaje, pero…

Respecto a quienes afirman, de modo tajante, que no les gusta leer. ¿En serio? ¿Habiendo tantos libros y autores diferentes? Es casi como decir "no me gusta comer". Es muy difícil que no exista cuantimenos un autor que no haya escrito algo que, en determinado momento, no parezca estar dirigido exclusivamente a vos.